PROGRAMA CRE@RTE

Aprobado como Proyecto de Innovación, por la Consejería de Educación,

para el curso 2017/2018

 

El Programa CRE@RTE surge como una inquietud personal sobre una reflexión que hace Kent Robinson, educador británico, “la escuela mata la creatividad”. La creatividad se aprende igual que se aprende a leer. La escuela dedica mucho tiempo a enseñar a leer, sumar, …, pero casi nada a desarrollar el pensamiento divergente, creativo.  Es más, en ocasiones ser creativo en un entorno estructurado puede suponer un serio problema. ¿La escuela en nuestro entorno, en nuestro país, desarrolla la creatividad? La creatividad no forma parte del currículo escolar y por ello muchos de los alumnos creativos encuentran grandes dificultades para completar el programa académico. La escuela contribuye al desarrollo de la inteligencia pero escasamente contribuye al desarrollo de la creatividad. Por este motivo, se hace necesario crear ambientes escolares que estimulen la creatividad. No podemos olvidar que vivimos rodeados de productos creativos, la creatividad se respira en el ambiente. Todo lo que usamos ha sido producido a través de un proceso creativo. ¿Es importante o no educar para el desarrollo de una creatividad sana y eficiente?

Pero acompañado a este desarrollo creativo me planteo dos tipos de educación complementaria que son la Educación Social y la Emocional. Dos aspectos primordiales para que nuestra creatividad aflore y fluya en un entorno cordial, responsable, de autonocomiento, de empatía, de superación, de autorregulación, de cooperación, ...

El programa cuenta con tres ramas de conocimiento y experiencia: la tecnológica, la artística y la emprendedora o empresarial. Va dirigido al alumnado de tercer ciclo que desarrollará a lo largo del curso al menos dos Proyectos Integrales. Cada alumno/a independientemente en el grupo en el que esté elegirá una rama de conocimiento y experiencia para participar. Se formarán los tres grupos con alumnos/as internivel y cada uno realizará una parcela de ese proyecto común que culminará con una recaudación de fondos para una causa solidaria. Cuando se finalice un proyecto el alumnado tendrá que participar en otra rama con el propósito de que pueda experimentar otros aprendizajes. De esta manera, pretendemos fomentar el descubrimiento de nuevas capacidades, habilidades e inteligencias como bien ha investigado sobre ello Howard Gardner ("Inteligencias Múltiples").